San Francisco: investigan posible prejuicio en 3,000 casos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO 48

    SAN FRANCISCO – Las autoridades han identificado 3,000 arrestos que pudieron haber sido influenciados y resultado en condenas erróneas por el prejuicio de 14 oficiales de la policía de San Francisco que están siendo investigados por mensajes de textos racistas y homofóbicos, anunció el jueves el fiscal de distrito.

    El fiscal de distrito George Gascón también dijo que está añadiendo a tres exjueces a una fuerza especial para investigar que si el prejuicio llevó a enjuiciamientos ilegales.

    Si una persona fue convicta debido al prejuicio de oficiales, “eso es mucho”, dijo Gascón.

    Los mensajes de texto incluyeron insultos en contra de afroamericanos, mexicanos, filipinos, homosexuales, además de oficiales y civiles que utilizaban repetidamente la frase “white power”, o poder blanco.

    [Relacionado: Cámaras corporales para la policía de San Francisco]

    Los mensajes de textos fueron descubiertos por autoridades federales es una investigación del ex sargento de la policía Ian Furminger, quien fue convicto por corrupción recientemente. Los nombres de los oficiales investigados no han sido revelados.

    Gascón dijo que los jueces Cruz Reynoso, Ladoris Cordell y Dickran Tevrizian, todos jueces retirados de la Corte Suprema estatal, tienen experiencia en reformas criminales y de derechos civiles, y ayudarán a evaluar si existe una cultura de prejuicio dentro del departamento de policía.

    “Si queremos que el público tenga confianza en las agencias del orden necesitamos una cultura de justicia, transparencia y responsabilidad—no de prejuicio, secretos e impunidad”, dijo Gascón. “Las acciones de algunos han minado la fe que tiene el público en los oficiales de la policía”.

    Para asegurar su independencia, los jueces residen fuera de San Francisco y no serán pagados. Se espera que completen su investigación a finales de año.

    [Relacionado: Muere bebé mientras jugaban a las luchas con él]

    Greg Suhr, jefe del departamento de policía, dijo el mes pasado que le pidió a un comité aprobar el despido de siete oficiales. Seis oficiales enfrentan medidas disciplinarias que incluyen su reasignación a puestos en los que no tienen contacto con el público. Otro oficial involucrado con la investigación renunció.

    La revisión de los casos se remonta a 10 años atrás y analiza si los oficiales estaban vinculados al escribir un informe, presentar evidencia y testificar en corte.