Atrás la vacunación de niños en zonas de la Bahía

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Shutterstock
    El estudio fue realizado con los records de más de 154,000 miembros de Kaiser en el norte de California entre el 2010 y 2012.

    El porcentaje los niños que no tienen sus vacunas al día es elevado en varias zonas de la Bahía y el norte de California, lo que podría incitar brotes de enfermedades que se pueden prevenir, según un estudio obtenido con récords electrónicos de Kaiser Permanente.

    El estudio encontró que en áreas de Richmond hasta San Leandro, áreas del condado de Sonoma, un área reducida en el este de Sacramento, el norte de San Francisco, condados al sur de Marin y un área reducida en Vallejo, entre un 18 y 23 por ciento de grupos de niños no están siendo inmunizados.

    [Relacionado: Recomiendan vacunarse contra la gripe anualmente]

    Según el estudio, esto representa un porcentaje alto en comparación con grupos fuera del norte de California, en donde el porcentaje de niños que no tienen sus vacunas al días es del 11 por ciento.

    El estudio fue realizado con los records de más de 154,000 miembros de Kaiser en el norte de California entre el 2010 y 2012.

    El rechazo de vacunas por parte de padres es de un 5.5 y 13.5 por ciento dentro de grupos de niños en áreas de El Cerrito hasta Alameda, el condado de Marin y suroeste de Sonoma, el noreste de San Francisco, el noreste del condado de Sacramento y Roseville y un área reducida al sur de Sacramento.

    El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades aconseja un mínimo de 17 inyecciones por separados en los primeros dos años de vida de un niño. Esto incluye protección en contra de la influenza, sarampión, paperas y otras enfermedades. Un niño es considerado subvacunado cuando no tiene una o más de las dosis de vacunas recomendadas antes de los 3 años, según el estudio.

    [Relacionado: Cómo proteger de la tos ferina]

    El costo de las vacunas no es un factor ya que estas son cubiertas por Kaiser.

    “Nuestro descubrimiento crea consciencia de que pueden haber comunidades en donde los padres son más indecisos con respecto a las vacunas y podrían estar interesados en más información y conversaciones más a fondo con los doctores de sus hijos”, dijo en un comunicado la Dra. Tracy A. Lieu, pediatra de Kaiser y  una de las autoras principales del reporte.