Ordenanza busca detener los desalojos "falsos"

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO 48

    Una nueva ordenanza en San Francisco busca poner un detente a lo que residentes y activistas han llamado la proliferación de desalojos falsos.

    Llamado Evision Protection Act, y de la autoría de la supervisora Jane Kim, la ordenanza se concentra en cuatro puntos fundamentales, incluyendo los desalojos que ocurren por razones que según activistas son “exageradas” por los dueños de la propiedad.

    Buscan detener la proliferación de desalojos falsos en San Francisco

    Buscan detener la proliferación de desalojos falsos en San Francisco
    Nuevo proyecto de ley busca frenar los desalojos en San Francisco, especialmente aquellos basados en argumentos menores como "colgar ropa en la ventana" o "dejar el coche de bebé en el pasillo". (Publicado martes 28 de julio de 2015)

    [Relacionado: Richmond aprueba establecer un control de renta]

    “Son cosas como tener ropa o tener una carriola en el pasillo”, dijo Maria Zamusio, organizadora del grupo Causa Justa durante una manifestación en la alcaldía de la ciudad. “Tenemos inquilino que lo desalojaron por tener un pescado”.

    El proyecto también impediría que un propietario suba la renta después de haber desalojado a un inquilino que no ha cometido ninguna falta.

    El número de notificaciones de desalojos presentados cada mes a la Junta del Control de Renta de San Francisco aumentó en un 32 por ciento en comparación con los pasados tres años, reportó el diario San Francisco Chronicle.

    La supervisora Kim expresó que la aprobación de la ordenanza será un reto.

    “Hay un contingente muy fuerte que cabildea en la alcaldía en favor de los dueños de propiedades”, dijo Kim.

    [TELEMUNDO 48 RESPONDE: Derechos de los inquilinos a la hora un desalojo]

    El proyecto también busca que las notificaciones de desalojos sean presentadas en español y que los inquilinos puedan cambiar de compañeros sin ser castigados.

    Dueños de propiedades expresaron su oposición a esta ordenanza, argumentando que no existe un ambiente justo para ellos.

    “A los inquilinos le dan toda clase de habilidad para que nos hagan trampa y nosotros ni siquiera tenemos la libertad de usar nuestra propiedad cuando queremos”, dijo Noni Richen, de la organización Pequeños Propietarios de San Francisco.

    La ordenanza tendría que ir al pleno de la junta de supervisores en septiembre.