Sargento de Hayward baleado mortalmente

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Departamento de Policía de Hayward

    Un oficial de la policía de Hayward murió el martes luego de ser baleado mientras realizaba una parada de tráfico.

    El oficial fue identificado como Scott Lunger, un sargento con 15 años en la fuerza que detuvo a un auto que manejaba de forma errática y fue baleado por el ocupante del vehículo.

    El incidente ocurrió a eso de las 3:15 a.m. en la intersección de Myrtle Street y Lion. Una fuerte presencia policiaca se registró en el Eden Medical Center en Castro Valley.

    [Relacionado: Policía: hombre ofrece dinero a menores para que se monten en auto]

    Lunger, de 48 años, se encontraba junto a otro oficial en la escena. En una conferencia de prensa, Mark Knoller, jefe interino de la policía de Hayward, dijo que el segundo oficial disparó contra el vehículo.

    El sospechoso huyó de la escena en el vehículo. Un auto fue localizado en Oakland, a la altura de 98th Street y Edes Avenue, y se cree que se trata del vehículo del sospechoso.

    Knoller informó que la investigación “los ha llevado a una persona de interés”, pero hasta el momento no se ha realizado ningún arresto.

    [Relacionado: Cuestionan acciones de la Policía de San José]

    Varios departamentos policiales locales y otras agencias del orden están colaborando en la investigación, incluyendo la policía de San Leandro, la Oficina del Alguacil del Condado de Alameda, la Patrulla de Caminos de California, la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Alameda y la policía de San José.

    A eso de las 11 a.m., la policía de Hayward bajó a media asta las banderas que ondean frente al departamento.

     

    Lowering the flag for our fallen hero.

    Posted by Hayward Police Department on Wednesday, July 22, 2015

    Lunger fungía como líder del SWAT. El sargento también formó parte de la unidad antipandillas, en donde se dedicó a entrenar a oficiales.

    Knoller describió a Lunger como el “oficial de policía ideal”.

    “Era un sargento muy respetado y cosumado”, expresó Knoller.

    Lunger es padre de dos niñas.

    Miembros de varios departamentos policiales de la Bahía y otras agencias ya han ofrecido las condolencias a los familiares del oficial.