Acusado de secuestro en Vallejo tenía un futuro prometedor

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Oficina del Alguacil del Condado de Alameda

    SAN FRANCISCO – Matthew Muller tenía unos credenciales que lo destinaban al éxito: un veterano de los Marines, graduado de la escuela de derecho de la Universidad de Harvard y miembro del Colegio de Abogados de California.

    Pero su brillante futuro comenzó desenmarañarse en los pasados años, cuando fue despedido de su trabajo como abogado de inmigración, se declaró en bancarrota y perdió su licencia para ejercer por alegaciones de que tomó un adelanto de $1,250 de un cliente y luego no presentó una solicitud de tarjeta de residencia.

    Esta semana, autoridades federales acusaron a Muller del secuestro de Denise Huskins, cuyo reporte a la policía fue inicialmente considerado una farsa.

    [Relacionado: Nuevas imágenes del túnel de fuga de "El Chapo"]

    Muller, de 38 años y residente de Orangevale, un suburbio de Sacramento, también fue acusado de robar a dos personas en Dublin en junio mientras estas dormían, y agredir a uno de ellos. También es sospechoso de otro robo en el 2009 en Palo Alto.

    Las similitudes del incidente en Dublin con el de Vallejo llevó a fiscales federales al arresto de Muller.

    “Esto es una gran conmoción””, dijo Bruce Day de San Mateo, cuya hija, Erin, estaba casada con el hermanastro de Muller.

    Day recordó haber conocido a Muller hace cuatro años en la residencia de su hija para las Navidades y dijo que le “pareció un hombre agradable”.

    [Fotos: Entre lágrimas despiden a Joan Sebastian]

    El abogado de Muller, Thomas Johnson, dijo que su cliente sufre de un desorden bipolar y se declarará no culpable del cargo de secuestro. También llegó a un acuerdo por los cargos de intento de robo y cargos por agresión.

    Una búsqueda el 1 de julio de una unidad de almacenamiento en Vallejo vinculado a Muller llegó a las autoridades federales a encontrar varios drones, una cámara de vigilancia y alicates con cinta adhesiva negra en el mango.

    El cargo de secuestro llegó aun cuando la policía de Vallejo inicialmente descartó el recuento de Huskins y su novio Aaron Quinn.

    Quinn reportó que los secuestradores irrumpieron en la residencia de la pareja el 23 de marzo, secuestraron a Huskins y pidieron $8,500. Sus abogados dijeron que cuando se despertó con varias luces brillantes en su cara, los secuestradores lo habían atado y drogado.

    [Relacionado: ICE desmiente advertencia en las redes sobre posibles redadas]

    Huskins, de 29 años, apareció dos días después en Huntington Beach a savlo, en donde dijo haber sido dejada.

    Huskins y Quinn aparecieron en una conferencia de prensa el lunes pro no hablaron con la prensas. Sus abogados urgieron a las autoridades a dejar las cosas claras.

    El capitán de la policía de Vallejo, John Witney, y el administrador de la ciudad Dan Keene dijeron que oficiales no pueden disculparse o comentar sobre el caso.

    “Esto es una investigación en curso, y está siendo realizada por el FBI y su pedido fue de que no comentáramos al respecto”, dijo Keene.