Intentan salvar granja urbana en el este de la Bahía

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO 48

    Una granja orgánica de que alimenta a personas necesitadas en el este de la Bahía, se ve amenazada por el cemento y la privatización.

    UC Gill Tract Community Farm, ubicado en San Pablo Avenue y Marin, en Albany, es una granja que forma parte de 2 acres de terreno y un proyecto formado por estudiantes de la Universidad de California, Berkeley, y la comunidad local.

    [Galería: Los 10 alimentos que fortalecen tus huesos]

    El génesis de la granja se dio con la ocupación. En el 2012,  alrededor de 200 agricultores sembraron 15,000 plantas de semillero para así desbaratar los planes existentes de convertir este terreno público del este de la Bahía en un proyecto de desarrollo privado ideado por UC Berkeley y la ciudad.

    Video: intenan salvar granja urbana en el este de la Bahía

    Video: intenan salvar granja urbana en el este de la Bahía
    UC Gill Tract Community Farm, ubicada en San Pablo Avenue y Marin, en Albany, es una granja formada por estudiantes de la Universidad de California, Berkeley, y la comunidad local. (Publicado lunes 25 de mayo de 2015)

    “Este terreno es muy especial”, expresó Eric Holt-Giménez, director ejecutivo de Food First/Institute for Food and Development Policy. “Es el ultimo terreno agrícola de tamaño que tenemos en la Bahía”.

    La ocupación del territorio desencadenó un pleito legal que aún no ha llegado a su fin. Directivos de UC Berkeley cedieron un pedazo del terreno por 10 años a la Facultad de Agricultura.pero estudiantes quieren el resto con el propósito de que sea preservado como un centro de agricultura urbana.

    “Aquí tenemos más de 10 acres cultivables; podemos alimentar a miles de personas”, dijo Holt-Giménez.

    [Relacionado: ¿Cómo preservar los alimentos de manera eficaz?]

    El esfuerzo de estos grupos sirvió de inspiración para la creación del documental “Occupy the Farm”, del director Todd Darling y estrenado en noviembre de 2014.

    Para Miguel Pérez, quien cultiva una parcela con la que alimenta a residentes de ancianatos y albergues y personas necesitadas, el impacto podría ser enorme.

    Cada domingo, de 3 p.m. a 5 las personas pueden llegar hasta Gill Tract para llevarse los vegetales pagando lo que puedan.