Los inmigrantes no cometen más crímenes, según reporte

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    El tiroteo mortal suscitado en Pier 14 ha vuelto a despertar pasiones a nivel nacional en torno al tema de inmigración.

    Juan Francisco López Sánchez, el hombre acusado del homicidio de Kathryn Steinle, fue deportado a su natal México en cinco ocasiones, y se encontraba en libertad luego que el alguacil de San Francisco ignorara una orden de retención en su contra de autoridades inmigrantes, argumentando la política de ciudad “santuario”.

    [Relacionado: Trump dice que los mexicanos lo aman]

    El empresario Donald Trump ha utilizado el incidente para validar sus argumentos en contra de los mexicanos. La precandidata presidencial por el Partido Demócrata Hillary Clinton, dijo que López Sánchez debió haber sido entregado a oficiales de inmigración para ser deportado. Líderes republicanos y demócratas hicieron un llamado a que las agencias del orden cooperaran con oficiales de inmigración.

    En medio de la controversia, el Immigration Policy Center publicó cifras que demuestran que a pesar de que activistas y políticos “les gusta apoyarse de anécdotas para apoyar sus posturas de que los inmigrantes, especialmente los inmigrantes indocumentados, son criminales peligrosos”, es menos probable de que inmigrantes cometan crímenes o estén en la cárcel que la población nativa.

    “Aunque este tipo de argumentos tienen poder emocional, son intelectualmente deshonestos”, explicó la organización.

    [Video: Habla Juan Francisco López Sánchez sobre tiroteo en Pier 14]

    El estudio, titulado “La Criminalización de Inmigración en Estados Unidos”, indica que el número de inmigrantes creció de un 7.9 por ciento a un 13.9 por ciento entre el 1990 y el 2013, mientras que el número de inmigrantes indocumentados se triplicó de 3.5 millones a 11.2 millones durante esta década.

    Pero durante este mismo tiempo, el porcentaje de crímenes violentos mermó en un 48 por ciento y las cifras de los delitos de propiedad bajaron en un 41 por ciento, según el FBI. La tendencia se dio tanto a nivel nacional como en ciudades cercanas a la frontera y ciudades consideradas como "puertas" para los inmigrantes como Miami, Chicago, El Paso, San Antonio, y Diego.

    Los hombres inmigrantes entre las edades de 18 a 39 años, sin importar origen étnico, tienen cinco veces menos probabilidades de estar en la cárcel que los nativos, según un estudio de la Universidad de California, Irvine.

    [Relacionado: Redes sociales podrían delatar a inmigrantes]

    El compendio de información presentado por la organización con sede en Washington D.C., explica que las duras políticas migratorias no son efectivas para combatir el crimen, según varios estudios en los pasados 100 años.

    Dentro del sistema penal federal, las violaciones a las leyes de inmigración son la razón principal por la que inmigrantes son encancerados.

    “Infortunadamente, los política de inmigración cambia frecuentemente debido al miedo y los estereotipos más que por la evidencia empírica. Como resultados, los inmigrantes llevan el estigma de ‘criminalidad’”, puntualizó el estudio.