Exigen hacer valer Acta de confianza

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO 48
    El Acta de confianza de California se convirtió en ley en enero de 2014 para reducir las detenciones de estas personas para luego ser deportadas.

    Cerca de una docena de jóvenes llegaron hasta la oficina del Procurador General en Oakland para exigir que se asegure la implementación del Acta de confianza, que limita la habilidad de las autoridades locales y de los condados de detener a los inmigrantes indocumentados por tiempo adicional solo para su deportación.

    Miembros de la Coalición de Jóvenes Inmigrantes se congregaron en las afueras de la oficina, ubicada en 1515 Clay St., como parte de una convocatoria en otras ciudades, incluyendo Los Ángeles y San Diego, para pedirle a la procuradora Kamala Harris que haga respedtar la medida.

    El Acta de confianza de California se convirtió en ley en enero de 2014 con el objetivo de reducir las detenciones de indocumentados para luego deportarlos.

    Los jóvenes entraron a la oficina de la fiscal para pedir una reunión pero Harris no se encuentra en Oakland.

    Piden a Harris que se haga cumplir el Acta de confianza

    Piden a Harris que se haga cumplir el Acta de confianza
    Organización pro inmigrante se congregó frente a la Oficina del Procurador General, en Oakland, para pedir a Kamala Harris que autoridades locales hagan valer el Acta de confianza para evitar las deportaciones. (Publicado miércoles 28 de enero de 2015)

    En un comunicado, la coalición dijo que aunque el alivio migratorio que anunció el presidente Barack Obama en noviembre beneficiará a millones de inmigrantes indocumentados, muchos permanecerán vulnerables “a la aplicación de políticas de deportación injustas”.

    La administración de Obama anunció que reiniciará el programa de comunidades seguras (ESC) con un nuevo proyecto llamado Priority Enforcement Program (PEP).

    Bajo el programa de comunidades seguras, autoridades locales compartían información con agencias federales como ICE y el FBI para identificar a indocumentados que han cometido crímenes.

    La ejecución del programa creó tensión entre la comunidad inmigrante y las autoridades locales, ya que muchos inmigrantes que eran detenidos por violaciones menores, como por ejemplo, de tráfico, eran entregados a las autoridades de inmigración

    Para la coalición, PEP tiene las mismas “fallas” que ESC.

    “Queremos que no exista PEP o ESC communities y que realmente se respete el Acta de confianza”, dijo Yadira Sánchez, portavoz de la coalición.

    La coalición también pidió que se designe un fiscal especial para investigar cualquier acción que haya llevado a la deportación de una persona que no debió haber sido detenida.