Vuelven a izar banderas frente a escuela

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    NBC Bay Area

    Cinco años y luego de un pleito legal sobre libertad de expresión que casi llega hasta la Corte Suprema de Estados Unidos, el grupo Gilroy-Morgan Hill Patriots se dio cita en la preparatoria Live Oak High School para ondear la bandera de Estados Unidos.

    La preparatoria fue escenario en el 2010 de una controversia en el que un grupo de estudiantes vistieron camisas con banderas estadounidenses, y gritaron “¡Estados Unidos!”, incidente que generó la indignación del estudiantado hispano del plantel, quienes tildaron el acto como racista y se quejaron con el director.

    [Relacionado: Captado en cámara arresto en San José]

    El director el pidió al grupo de estudiantes que vistieran sus camisetas al revés o abandonaran el plantel. Los estudiantes optaron por irse y demandaron a la escuela.

    El caso, Dariano v. Moran Hill Unified School District, fue desestimado por una corte de San Francisco en el 2011, ratificado por la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito en el 2013 y rechazado por la Corte Suprema a finales de marzo de este año.

    Temprano el martes, una docena de personas, conformados por residentes de San José, Gilroy y Morgan Hill, se congregaron en las afueras de la preparatoria con banderas, en una demostración para concientizar sobre el caso, el cual calificaron como una “limitación de los derechos de la Primera Enmienda”.

    [Relacionado: ¡Se hizo millonaria sin papeles!]

    Entre los congregados se encontraba Kendall Jones, padre de uno de los hijos que participó del incidente que inició este debate de banderas que llegó a ser debate nacional.

    “Las cortes han hecho una decisión errónea y un precedente peligroso”, dijo Jones a NBC Bay Area, añadiendo que ahora las escuelas pueden prohibir las banderas y el patriotismo si sienten que un incidente de violencia puede desatarse.

    Por su parte, Lloyd Webb, director de la escuela, dijo que la protesta de la mañana transcurrió de forma pacífica y dijo que lo que se produjo en el 2010 es algo que los estudiantes lo ven como algo del pasado.

    “Los estudiantes han construido una cultura en la que ven que tienen diferentes puntos de vista pero están aquí juntos”, dijo Webb, añadiendo que la escuela no está restringiendo ningún artículo de ropa que tenga un símbolo patriótico.