FBI realiza arresto en caso de secuestro "falso" en Vallejo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    El FBI acusó a un hombre de California por el secuestro de una mujer en Vallejo, incidente que autoridades consideraron se trataba de una farsa.

    Matthew Muller, de 38 años y residente de Orangevale, ciudad en el condado de Sacramento, fue arrestado el 29 de junio por el secuestro de Denise Huskins y Aaron Quinn en marzo, según una declaración jurada revelada el lunes.

    Muller, un ex Marine y abogado, fue arrestado en una residencia en South Lake Tahoe el 29 de junio por una invasión y robo domiciliario ocurrido en Dublin. Este incidente presentaba muchas “similitudes” a lo ocurrido en Vallejo, según el FBI.

    El FBI dijo que Muller impartió clases en la escuela de derecho de Harvard, sin embargo, la institución desmintió esta información.

    En una conferencia de prensa ofrecida el martes en la tarde, los abogados de Huskins y Quinn dijeron que con el nuevo giro que ha tomado el caso, una disculpa por parte de las autoridades no es suficiente.

    “Hoy es una día de vindicación. [Huskins y Quinn] mantuvieron su cabeza en alto”, dijo Daniel Russo, abogado de Quinn, sobre lo ocurrido.

    Por su parte, Douglas Rappaport, abogado de Huskins, dijo que lo que desean ver de la policía de Vallejo es un esfuerzo real “para ver a estar persona y a los que estén asociados a él fuera de la calle”.

    Los abogados añadieron que debido a la investigación activa, Huskins y Quinn no comentarán sobre lo ocurrido.

    Ross añadió que el sospehoso trabajaba como abogado en California pero se le prohibió ejercer en el 2004.

    La declaración jurada revelada por las autoridades federales ofrece nuevos detalles del extraño secuestro de Vallejo, ocurrido el 23 de marzo, el cual capturó la atención nacional.

    El documento detalla que a eso de las 1:53 p.m., un hombre, luego identificado como Quinn, llamó a la policía de Vallejo para reportar una invasión en su casa en Kirkland Avenue, en el área de Mare Island, unas horas antes. Quinn también dijo que tanto a él como Huskins fueron drogados a la fuerza y su auto fue utilizado para llevarlos a una localidad no especificada.

    El sospechoso ordenó a Huskins a atar a su novio con bridas y les ordenaron a ambos entrar al clóset de una habitación, según la declaración.

    Según un mensaje pregrabado que Quinn escuchó, se estipuló que el asalto fue realizado por un grupo de profesionales quienes dijeron que no les harían daño si los obedecían.

    [Fotos: El túnel por donde huyó “El Chapo” Guzmán]

    El sospechoso luego obtuvo número de cuentas financieras y contraseñas de Quinn, según el FBI.

    Quinn luego se quedó dormido por un periodo de tiempo y al despertar, se pudo liberar pero se dio cuenta de que Huskins no estaba.

    Quinn encontró su teléfono celular y el de Huskins. Su teléfono tenía un mensaje de voz en el cual se pedía dinero y se dieron instrucciones detallando que debía explicar el uso de dichos fondos para la comprar de un bote de esquí.

    Huskins fue liberada dos días después y fue encontrada caminando en Huntington Beach buscando a sus padres.

    Horas después de la aparición de Huskins, la policía de Vallejo dijo que el incidente se había tratado de un montaje. Abogados de la pareja exigieron una disculpa por parte de las autoridades hacia sus clientes.

    La policía de Palo Alto reveló detalles sobre una orden de arresto vinculado a un incidente similar que ocurrió en Palo Alto en el 2009.

    El martes, los abogados de Huskins y Quinn expresaron que el deseo de la pareja es obtener de vuelta "su reputación, sus vidas y seguir hacia adelante".

    Lisa Fernández, de NBC Bay Area, contribuyó en este reporte.


     

     

    En otro tema de interés: Los memes de la fuga del “Chapo” Guzmán  Haz click aquí  o presiona en la foto.