Estudiantes exigen poner fin a la indigencia

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO 48

    Estudiantes de la Universidad Estatal de San José (SJSU) marcharon en horas de la mañana del martes como parte de una campaña que busca poner fin a la indigencia en la ciudad que alberga el campus.

    Varios estudiantes marcharon desde la universidad hasta la alcaldía bajo la consigna “Fin a la indigencia en San José”.

    Estudiantes quieren a los indigentes fuera de la calle

    Estudiantes quieren a los indigentes fuera de la calle
    Varios estudiantes marcharon el martes desde la universidad hasta la alcaldía bajo la consigna “Fin a la indigencia en San José”. (Publicado martes 21 de abril de 2015)

    El activismo por parte del estudiantado de SJSU por la alta población de indigentes en la ciudad no es nuevo. Por los pasados 10 años, estudiantes deciden dormir afuera por una noche para recordar que 4,600 personas en San José no tienen hogar.

    [Descarga la aplicación móvil de Telemundo 48 aquí]

    Con la creación de un nuevo grupo, llamado Empowering People and Restoring Communities (EPRC), la meta este año es lograr que se apruebe un programa de alojamiento y transición para que en cinco años, los indigentes salgan de las calles.

    Los estudiantes también exigieron que se establezca un lugar similar a La Jungla—el campamento de indigentes más grande de Estados Unidos y que fue desmantelado en diciembre—para que los desamparados puedan colocar sus carpas.

    “Tenemos el Silicon Valley, que se dice es el lugar del progreso, la tecnología y en donde hay mucho trabajo, pero la brecha entre ricos y pobres sigue creciendo”, dijo Vanessa Áspera, estudiante de SJSU.

    [Relacionado: Cierra hospital público en el este de la Bahía]

    El alcalde Sam Liccardo se comprometió a principios de año a disminuir la población indigente de la ciudad con un programa piloto que le permita utilizar fondos de la ciudad para convertir los cuartos de motel en refugios temporales para desamparados.

    La ciudad de San José gasta $60,000 por cada indigente que se encuentre en condición crítica, cuatro veces más de lo que cuesta proveerle una vivienda permanente.