Padres dicen no a proyecto de ley de vacunas

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO 48

    Una veintena de padres se dieron cita frente a la oficina del senador estatal Ben Allen, en Campbell, para mostrar su oposición al proyecto de ley que busca que los niños de escuelas públicas y privadas de California estén completamente vacunados, sin exenciones por creencias religiosas o personales.

    Vistiendo camisas rojas, y acompañados de sus hijos, algunos padres expresaron que exigen del gobierno tener la opción de decidir que vacunas sus hijos deben de tener y como se proporcionan las mismas.

    [Relacionado: México: mueren bebés tras recibir vacunas]

    “Es todo o nada”, dijo Elaine Shtein, una madre que piensa que la propuesta es una severa. “O vacunas a tu hijo por completo o no educación pública. Esto es una violación de nuestros derechos bajo la Primer Enmienda, de consentimiento informado, de las relaciones entre un doctor y pediatra. Nosotros sabemos lo que es mejor para nuestros niños”.

    Video: Enmienda a controversial proyecto de ley

    Video: Enmienda a controversial proyecto de ley
    Los senadores Richard Pan y Ben Allen, autores de la propuesta SB 277, planifican enmendar el proyecto en lo que han calificado como un compromiso para que esteste sea aprobado. (Publicado lunes 11 de mayo de 2015)

    Padres de niños en edad escolar no se ven obligados a vacunar a sus hijos bajo el argumento de creencias religiosas o personales. Bajo SB 277 se busca eliminar esta exención, y solo los niños que tengan problemas de salud no tendrían que ser vacunados.

    Los senadores Richard Pan y Ben Allen, autores de la propuesta SB 277, planifican enmendar el proyecto para que los estudiantes de escuelas públicas y privadas que no se hayan vacunado para el primer grado no tengan que hacerlo hasta séptimo grado, reportó el diario San Jose Mercury News.

    Pan y Allen expresaron que esta enmienda aumentará las probabilidades de que SB 277 sea aprobado, según el Mercury News.

    Faith Constanzo, una de las madres presentes dijo que la decisión de no vacunar a sus hijos nada más llegó luego de indagar a profundidad sobre las vacunas. Para esta madre de dos, su mayor problema es el hecho de que las autoridades de salud colocan las vacunas “todas a la vez”, al igual que posibles problemas neurológicos y respiratorios.

    [Relacionado: Vacuna contra sarampión tiene otros beneficios]

    “Para mí (el debate de las vacunas) también ha evolucionado en un problema fundamental de derechos y un problema de que a los niños se les esté negando la educación pública”, expresó Constanzo.

    El Comité de Educación del Senado votó 7-2 a favor del proyecto en abril. La propuesta podría ser llevada a votación por el senado esta semana.

    La medida ha despertado un debate a nivel nacional luego de que un brote de sarampión originado en el parque de diversiones Disneyland se extendiera por California y al menos otros seis estados.

    El brote fue dado por terminado el 17 de abril luego de que dos periodos de incubación, o 42 días, transcurrieran si un nuevo caso, informó el Departamento de Salud Pública de California.

    El argumento mayor entre médicos, padres y la clase política se debe a la supuesta relación de las vacunas contra el sarampión con el desarrollo de autismo en los niños.