Debutan en las calles de Mountain View nuevos vehículos autodirigidos

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO 48

    SAN FRANCISCO, Calif. -- Google anunció que comenzó a probar sus nuevos prototipos de vehículos autodirigidos en las calles de la localidad californiana de Mountain View, donde tiene su sede el gigante tecnológico.

    "Nuestros últimos prototipos de vehículos (autodirigidos) están listos para la carretera y unos cuantos están ya circulando", informó Google en un comunicado.

    [Relacionado: Renta tienda de campaña en Mountain View por $900 al mes]

    Los nuevos vehículos están diseñados para ser plenamente autónomos, aunque por el momento cada vehículo llevará dos pasajeros, uno de ellos un conductor de seguridad, en caso de que algo falle, y el otro un ingeniero.

    "Están diseñados para funcionar sin volante o pedales, pero durante esta fase de nuestro proyecto tendremos conductores de seguridad a bordo con un volante que se puede retirar, un acelerador y un freno que les permite hacerse con el control en caso de ser necesario", indicó Google.

    Los pequeños vehículos -con cabida para solo dos pasajeros- pueden alcanzar una velocidad máxima de tan 25 millas y utilizarán el mismo software que los vehículos autodirigidos Lexus de mayor tamaño que llevan ya varios años en funcionamiento y han casi 1 millón de millas.

    Google lanzó este mes un sitio web destinado a sus vehículos autodirigidos con el que busca, entre otras cosas, recabar opiniones de los usuarios sobre su proyecto.

    La empresa cree que las muertes por accidentes de tráfico podrían reducirse de forma "drástica" con los vehículos sin conductor.

    [Relacionado: Tres muertos por bacteria come carne]

    Google destaca, en ese sentido, que cada año mueren 1.2 millones de personas por accidentes de tráfico y recuerda que en un 94% de los casos los siniestros obedecen a un error humano.

    La empresa indicó que sus 23 vehículos autodirigidos han sufrido 12 accidentes menores desde que comenzaron a circular y sostiene que en todos los casos se trató de un error humano, ya fuera porque en ese momento estaban siendo operados de forma manual o por culpa del conductor del otro automóvil involucrado.