Restricción al uso de agua afectará a familias grandes

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO 48

    Las nuevas reglas para el consumo y conservación de agua que entrarán en vigor en San José podrían afectar a las familias numerosas. Y es que la compañía de aguas no asignará una cantidad estándar de agua a cada vivienda, sino que partirá del número de personas que vivan dentro de la residencia.

    Durante una reunión pública a la que asistieron residentes de la ciudad, representantes de la Compañía de Aguas de San José dijo que este año se planifica reducir el 30 por ciento del uso del preciado líquido en el cuarto año de sequía en California.

    Restricciones uso de agua afectará a familias numerosas

    Restricciones uso de agua afectará a familias numerosas
    Se espera que las nuevas reglas para reducir el consumo de agua en un 30 por ciento entren en vigor a mediados de junio. (Publicado viernes 29 de mayo de 2015)

    [Relacionado: Cupertino cancela espectáculo pirotécnico por la sequía]

    Jon Tang, vocero del departamento, dijo que esta reducción se implementará como única alternativa para que el año entrante no haya dificultades peores.

    La reducción del agua viene acompañada de altas multas para los que no cumplan con las nuevas reglas. Sin embargo, estas sanciones no aplicarían a los comercios, el trabajo agrícola y ganadero o apartamentos.

    Residentes de la ciudad, en especial aquellos que tienen familias numerosas, dijeron estar preocupados.

    “En mi familia somos siete personas”, dijo Luis Ruelas, quien llegó hasta la reunión para informarse de los planes de la compañía de agua. “Es difícil conservar agua. No puedes dejar de bañarte, no puedes de lavar la ropa”.

    [Fotos: Consejos para conservar agua en medio de la sequía]

    Para Ruelas, otro de los retos para cumplir con las nuevas metas de ahorro de agua presentadas por la compañía es el idioma.

    “Mandaron cartas, pero están en ingles no en español, así que es difícil tener el acceso”, expresó.

    La reducción del consumo se tomará en relación al gasto promedio de agua que tuvo la vivienda en el 2013.

    Estas medidas serían aplicadas a mediados de junio.