Deciden futuro de parque Buena Vista

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO 48

    Se espera que el Concejo de la Ciudad de Palo Alto decida el marte el destino de alrededor de 400 personas que por dos años se han visto amenazadas con ser desplazadas de un parque de casas rodantes.

    Los residentes de Buena Vista Mobile Park, ubicado en El Camino Real, se han visto enfrascados en una batalla con los dueños del terreno de 4.5 acres, quienes solicitaron el cierre del parque en noviembre de 2012 con el objetivo de desarrollarlo.

    Palo Alto: deciden el futuro de residentes de Buena Vista

    Palo Alto: deciden el futuro de residentes de Buena Vista
    Defensores de los residentes de Buena Vista proponen que de estos ser desplazados, la ciudad debe ofrecer una opción para que estos permanezcan en Palo Alto. (Publicado martes 26 de mayo de 2015)

    [TELEMUNDO 48 RESPONDE: Derechos de los inquilinos a la hora de un desalojo]

    Según el portal Friends of Buena Vista, el cierre de este parque de 88 años, sin ofrecerle una opción de vivienda asequible a sus residentes, podría convertirse en el desalojo más grande que ha visto la ciudad.

    A principios de mes, Caritas, una organización sin fines de lucro que maneja una veintena de parques móviles en California, ofreció comprar la propiedad por $26 millones. Sin embargo, los dueños no se han expresado sobre la oferta, según Muñoz.

    Por ley, los residentes desplazados deben de recibir una compensación para su reubicación por parte de los dueños de la propiedad, pero Muñoz expresó que la cantidad ofrecida no es suficiente para las familias que han vivido en el parque por años.

    “No se ha manejado una cifra exacta para cada inquilino. Hasta donde tengo entendido, $24,000 era lo más alto que daba el señor”.

    [Relacionado: San franciscanos felices, pese a la renta]

    El costo de renta promedio en Palo Alto es de $3,800, según la compañía de bienes raíces Zillow.

    Defensores de los residentes de Buena Vista proponen que de estos ser desplazados, la ciudad debe ofrecer una opción para que estos permanezcan en Palo Alto y reemplazar las 108 unidades con opciones asequibles de vivienda.

    No solo los residentes se verían desplazados de la ciudad, sino que cerca de 100 niños estudiantes del Distrito Escolar Unificado de Palo Alto se verían obligados a cambiar de escuela, según el grupo Friends of Buena Vista.