Palo Alto: aplazan decisión de desalojar a residentes

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    TELEMUNDO 48
    El debate continuará en abril en una audiencia ante un juez.

    Residentes de una comunidad de casas rodantes en Palo Alto se encuentra aliviada por la decisión del concejo de la ciudad de aplazar una decisión que podría dejarlos desplazados de sus hogares.

    El concejo rechazó una petición de los dueños de una propiedad ubicada en 3980 el Camino Real, en donde se ubica el parque Buena Vista Mobile Home Park, que le permitiría cerrar el parque.

    Después de escuchar las preocupaciones de los residentes, el concejo votó de forma unánime programas una audiencia en abril para evaluar la petición.

    [Relacionado: Palo Alto: Peligran viviendas]

    No cerrarán parque rodante (por ahora)

    No cerrarán parque rodante (por ahora)
    El concejo de Palo Alto decidió aplazar la decisión de cerrar o no un parque rodante que alberga a unas 116 familias. (Publicado martes 13 de enero de 2015)

    El posible cierre del parque ha sido una larga batalla legal. Y es que los dueños de la propiedad solicitaron el cierre del parque rodante en noviembre del 2012 ya que acordaron vender el lote de 4.5 acres a una firma mobiliaria para la creación de un complejo de apartamentos de lujo, reportó el diario Daily News.

    Desde febrero del 2014, la ciudad ha estado analizando el impacto que el cierre del parque tendría alrededor de las 116 familias que viven en el parque.

    [Relacionado: Crisis de vivienda asequible se extiende a Redwood City]

    Para Roberto Muñoz, quien lleva 10 años viviendo en la comunidad, vivir en otras áreas de Palo Alto, en donde el precio promedio de una alquiler es de $3,295, según el portal de bienes raíces Zillow, no es una realidad.

    “Aquí pagamos un precio más o menos que podemos pagar”, dijo Muñoz. “Lo más bajito que hemos encontrado es de $2,200”.

    María Martinez, otra residente de Buena Vista, dijo haber sentido tranquilidad pero a la vez teme ser desalojada junto a su familia en cualquier momento.

    En la audiencia de abril, cada lado presentará evidencia frente a un juez para intentar llegar a un acuerdo sobre el plan de ayuda que los residentes recibirían de ser desplazados del parque.