En medio de la sequía, agricultores ofrecen parte de su agua

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images

    SACRAMENTO, Calif. – En un giro sorprendente, un grupo de agricultores de California han renunciado voluntariamente a una cuarta parte del agua que tienen disponible para este año, compartiendo así un recurso garantizado para ellos por más de un siglo.

    Tom Howard, director de la Junta para el Control de Recursos Hídricos, dijo a la Prensa Asociado el miércoles que decidirá si aceptar esta oferta el viernes. La concesión de los agricultores en Sacramento y el delta del Río San Joaquín podría ser una de las más importantes hasta ahora forzadas por el cuarto año de sequía en California.

    [Relacionado: ¡Agua del inodoro para combatir la sequía!]

    En el intercambio de tomar 25 por ciento menos del agua del rio para propósitos de irrigación o dejar una cuarta parte de sus campos sin sembrar, los agricultores quieren garantías de que el estado no restringirá el 75 por ciento del agua sobrante sobre el que han tenido derechos por más de 100 años, aun si la sequía empeora y otros usuarios se quedan sin el preciado líquido.

    La oferta fue hecha en momentos en que estos y otros “titulares sobre los derechos del agua” enfrentan un una amenaza inminente de ser incluidos en los recortes obligatorios que se aplican en la mayoría de los usuarios del agua en California.

    La decisión aplicará a toda la cuenca del Río Sacramento, la cual suple la mayoría del agua para los productores de alimentos en el Valle Central y provee agua potable residencias alrededor de California.

    [Relacionado: Este de la Bahía: "diferente" el olor y sabor del agua]

    Si la sequía persiste, aun esos agricultores con los derechos más fuertes sobre el agua tendrán que dejar de pompear el líquido en algún momento, dijo Howard. Su decisión depende si el recorte de 25 por ciento de los agricultores será suficiente para reponer canales de agua que están desapareciendo luego de un invierno en el que el promedio de lluvia y nieve fue históricamente bajo en la Sierra Nevada.

    Algunos agricultores han tenido derechos sobre el agua desde la época de la Fiebre del Oro, mucho antes del periodo de industrialización del siglo 20. Estos derechos le han dado a unos 4,000 dueños de propiedades en California los reclamos más fuertes sobre este ahora limitado recurso.