Pareja va a corte para decidir sobre el futuro de embriones

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Un juicio que comienza el lunes en la Corte Superior de San Francisco podría sentar un precedente en California sobre la forma en que el sistema legal lidia con un problema relativamente nuevo: qué hacer con embriones una vez una pareja que se sometió a un proceso de fertilización decide separarse.

    La pareja, identificada en la demanda civil como Stephen Findley y Mimi Lee, se casó en septiembre de 2010. Sin embargo, durante los preparativos nupciales, Lee fue diagnosticada con cáncer.

    Para prevenir posibles problemas de infertilidad como consecuencia de los tratamientos contra el cáncer, y tomando en consideración que Lee tenía 41 años en ese entonces, la pareja decidió someterse a un proceso de fertilización. Cinco embriones se encuentran preservados en el Hospital de la Universidad de California, San Francisco.

    [Relacionado: Sofía Vergara celebra su cumpleaños 43]

    El matrimonio llegó a su fin con la petición de divorcio de Findlay en diciembre de 2012, y el drama legal que se desprendió no se centra en dinero, sino en el deseo de Lee de preservar los embriones, argumentando que esta es la única manera en que puede tener hijos biológicos, reportó el diario San Jose Mercury News.

    Documentos legales indican que al momento de someterse al proceso de fertilización, la pareja firmó una serie de papeles que establecen que los embriones podían ser destruidos bajo varias circunstancias, incluyendo el divorcio.

    En los documentos, los abogados de Findlay consideran estas provisiones “un contrato vinculante”, según el Mercury News.

    Esta es la primera vez que una corte en California escuchará argumentos en torno a este dilema y en momentos en que los procedimientos de fertilización in vitro se vuelve más común y la preservación de embriones en Estados Unidos ha sobrepasado 600,000.

    Los aspectos legales en cuando en torno a este tema cobraron notoriedad a nivel nacional a principios de año cuando se conoció que Nick Loeb, exnovio de la actriz Sofía Vergara, había presentado una demanda para reclamar dos embriones congelados y utilizarlos para conseguir su deseada paternidad, así fuera con otra pareja.

    Loeb y Vergara mantuvieron una relación desde el 2010 hasta mayo del 2014 y con compromiso matrimonial de por medio. La pareja decidió fecundar embriones para implantarlos en un vientre de alquiler. Un par de embriones fueron implantados, pero en ambos casos el embarazo en una madre de alquiler no salió adelante.

    [Fotos: El nuevo look de Memo Ochoa]

    Loeb argumentó motivos morales y explicó en un artículo de opinión para el diario New York Times que no podía permitirse que dos vidas que ha creado “sean destruidas o permanezcan en un congelador hasta el final de los tiempos”.

    Los abogados de Lee argumentaron que aunque la mujer si firmó un contrato, este fue entre la pareja y UCSF, no entre Findlay y Lee, según el diario San Francisco Chronicle.

    Una corte estatal de Illinois falló en junio a favor de una mujer de Chicago que también fue diagnosticada con cáncer a tener la custodia de tres embriones fecundados por su entonces novio.

    La pareja tenía un acuerdo hablado y el exnovio argumentó que tras la separación, no podía ser forzado a convertirse en padre. Pero la mayoría de los jueces en un panel determinó que el deseo de la mujer de tener hijos pesaba más.

     

     

    En otro tema de interés: Los memes de la fuga del “Chapo” Guzmán  Haz click aquí  o presiona en la foto.