San Francisco aprueba alquileres a corto plazo

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    Los dueños que rentan sus propiedades a través de Airbnb en San Francisco tendrán que acatar restricciones.

    SAN FRANCISCO – La Junta de Supervisores de San Francisco aprobó de forma tentativa permitirle a los residentes de la ciudad rentar sus residencias a viajeros en portales como Airbnb.

    La junta votó 7-4 el martes a favor de los arrendamientos a corto plazo con algunas restricciones, incluyendo el número de días en que una residencia puede ser rentada en su totalidad durante un año.

    Un segundo voto es necesario para que la medida sea implementada, pero se espera que este sea superfluo, reportó el diario San Francisco Chronicle el miércoles.

    El presidente de la junta, David Chiu, quien creo la regulación, dijo que buscaba un balance entre preservar la vivienda asequible y permitir a los residentes obtener ingresos adicionales. Los opositores a la medida hicieron un llamado para que este tipo de alquileres sea aún más regulado.

    “El status quo no está funcionando; hemos visto una explosión en alquileres a corto plazo”, dijo Chiu, quien se tomó dos años para crear la legislación.

    En la actualidad San Francisco prohíbe el alquiler de residencias por menos de 30 días pero la ciudad hace poco para ejecutarlo. La nueva medida precisamente busca hacer cumplir la ley pero con ciertas limitaciones.

    La ley, que entra en vigencia en febrero, solo permite a residentes permanentes ofrecer alquiler a corto plazo y requiere a los anfitriones registrarse con la ciudad, sacar una licencia de negocio y reportar los ingresos por medio del impuesto de hotel.

    Al igual limita el alquiler de viviendas en su totalidad a 90 días por año. requiere que el alquiler anunciado tenga un seguro de responsabilidad de $500,000 y establece guías que serán implementadas por el Departamento de Planificación.

    Airbnb es el portal más popular para este tipo de alquileres en San Francisco, con sobre 5,000 de alquileres, dos tercios renta de residencias completas, según el San Francisco Chronicle.

    Para este startup de seis años, la aprobación de esta medida es un paso hacia adelante en legalizar su modelo de negocios en su ciudad natal y clarificar las reglas por las que se debe de regir.

    La ley “dará a las personas el derecho de compartir la casa en la que habitan”, subrayando su afirmación de que la mayoría de los dueños de estas residencias son miembros de la comunidad que intentan ganar dinero extra, expresó la compañía en un comunicado.