Gigantes vencen a Cardenales 5-4

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    EFE
    Sandoval volvió a hacer sentir su presencia en la competición de la fase final al conectar sencillo en el tercer partido por el título de la Liga Nacional.

    El venezolano Pablo Sandoval se encargó de darle brillo a la pelota latinoamericana en la jornada de duelos por el banderín de liga, que le permitió empatar marca de equipo de los Gigantes de San Francisco en la competición de la fase final.

    Sandoval volvió a hacer sentir su presencia en la competición de la fase final al conectar sencillo en el tercer partido por el título de la Liga Nacional que ganaron los Gigantes por 5-4 a los Cardenales de San Luis, en 10 entradas.

    El tercera base venezolano conectó imparable en su primer turno al bate y le permitió embasarse por vigésimo primer partido consecutivo, lo cual le permite empatar a Barry Bonds en ese apartado, poseedor en solitario, hasta ahora, de la mejor marca en la historia del equipo.

    Bonds estableció la marca en las participaciones que tuvo dentro de la competición de fase final del 2 de octubre del 2002 al 3 de octubre del 2003.

    La racha de partidos de Sandoval que llegó a base en la competición de la fase final y Serie Mundial la inició el 10 de octubre del 2012, en la serie de división que los Gigantes disputaron ante los Rojos de Cincinnati.

    Durante la racha, el oriundo de Puerto Cabello ha bateado .375 (88-33) con siete dobles, seis cuadrangulares, 14 empujadas y seis bases por bolas.

    "Se siente increíble", declaró Sandoval sobre el récord que comparte ahora con Bonds. "Pero más increíble se siente la victoria, que es lo que estamos buscando".

    El "Kung Fu Panda", como cariñosamente se le conoce a Sandoval, también tuvo una racha de 14 partidos seguidos en la fase final que bateo al menos un imparable desde el 2012 al 2014.

    Sandoval estableció la mejor marca a pesar de que no pudo ampliarla cuando se fue en blanco en el cuarto partido de la Serie de División de la Liga Nacional que disputaron contra los Nacionales de Washington.

    Desde que comenzó la competición de la fase final, Sandoval lleva promedio de .314 (35-11) con tres dobles y seis anotadas.

    Mientras que su compatriota, el guardabosques Gregor Blanco, se convirtió en el verdugo de los Cardenales al iniciar la jugada definitiva que sentenció el triunfo de los Gigantes.

    Blanco, que en cuatro viajes a la caja de bateo no hizo contacto con la bola, con el volado a la antesala en la décima entrada inició el ataque mortal contra la novena de San Luis.

    Blanco conectó de sacrificio a la tercera y permitió que el parador en corto Brandon Crawford llegara a la antesala, y el venezolano se embasó en primera en error del lanzador Randy Choate.

    Después Crawford pisó la timbradora en otro error en el tiro que hizo Choate, para sellar el triunfo de los Gigantes.

    En la lomita el relevo dominicano Santiago Casilla, tercero de cinco lanzadores que usaron los Gigantes, sacó los tres outs del noveno episodio, retirando a un enemigo por la vía del ponche.

    Por los Cardenales la batería latinoamericana estuvo representada por el parador en corto dominicano Jhonny Peralta pegara una vez en cuatro viajes a la caja de bateo y remolcara una carrera.

    En el sexto episodio Peralta conectó sencillo a lo profundo del jardín izquierdo que le permitió llegar a la primera almohadilla, y mandar al guardabosques Jon Jay a la timbradora.