FEMA insta a víctimas de fuegos a registrarse para recibir ayuda

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    NBC

    SAN ANDREAS, Calif. – Autoridades federales prometieron el viernes ayudar a los residentes afectados por los incendios Valley y Butte, y oficiales de Cal Fire hicieron un llamado para mejorar los planes de evacuación para el futuro.

    Oficiales de la Administración de Pequeños Negocios y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), aparecieron en una conferencia de prensa en San Andreas, urgiendo a los residentes del condado de Calaveras a registrarse para recibir ayuda para vivienda temporera mientras limpian escombros y reconstruyen.

    “Cuando tu casa se quema, todos tus recuerdos se esfuman”, dijo Timothy Scanton, coordinador federal asignado a ayudar a los damnificados. “Así que queremos estar aquí”.

    Los incendios Butte y Valley, provocaron que el presidente Barack Obama firmara una declaración de emergencia mayor en el norte de California. Las declaraciones despejan el camino para emitir dinero federal para ayudar con los esfuerzos de recuperación.

    Además, el Departamento de Finanzas de California anunció el viernes que estaba transfiriendo $10 millones de un fondo estatal para colaborar con la limpieza de escombros.

    “La devastación causada por estos incendios es extraordinaria”, dijo Michael Cohen, director de finanzas, en una carta notificando a legisladores estatales del gasto. “Se debe de tomar acción de forma inmediata para eliminar la amenaza a vidas, salud pública y seguridad”.

    El incendio Valley, el cual se desató en el condado de Lake, mató a cuatro personas y destruyó más de 1,900 estructuras, la mayoría de ellas residencias. El fuego ha consumido 76,067 acres y ha sido controlado en un 90 por ciento.

    El incendio Butte, en el condado de Calaveras, mató a al menos dos hombres y destruyó 860 estructuras, incluyendo 475 casas. El fuego ha consumido 70,868 acres y fue controlado en un 93 por ciento.

    Oficiales advirtieron a los residentes a prepararse para más fuegos forestales.

    “Tenemos que enfocar a las comunidades en planes de evacuación y hacer caso a la órdenes”, dijo Ken Pimlott, director y jefe del Departamento de Bosque y Protección Contra Incendios, también conocido como Cal Fire. “Estos fuegos se están extendiendo a un ritmo crítico”.

    Registros de despachos difundidos el jueves mostraron que la Oficina del Alguacil del Condado de Lake estuvo bajo presión mientras se movió para evacuar a personas mientras las llamas se extendían por el montañoso condado.

    Algunos residentes ignoraron las órdenes de evacuación y se produjeron dos incidentes en que estos discutieron y amenazaron a las autoridades.

    Brian Martin, alguacil del condado de Lake, admitió que no todo el mundo recibió alertas para evacuar.

    Oficiales de la Cruz Roja dijo que están conscientes de muchas familias hispanas fueron impactadas por los incendios Valley y Butte pero solo han servido a muy pocas.

    Erick Maldonado, portavoz de la organización, recalcó que ayudarán a cualquier familia que lo necesite sin importar su estatus migratorio. Aquellos afectados por el incendio pueden llamar a la línea de ayuda para los damnificados al 1 (855) 224-2490.