Inmigrantes rechazan propuesta de colaboración con ICE

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    La propuesta de la posible colaboración de agencia policiacas con el ICE hecha por la Junta de Supervisores del Condado de Santa Clara será sometida a votación en 12 días. (Published viernes 9 de octubre de 2015)

    Un grupo de personas dijo ante miembros de la Junta de Supervisores del Condado de Santa Clara que el plan que dicho organismo evalúa para permitir la colaboración de agencias el orden local con autoridades federales de inmigración tendría un efecto negativo para la comunidad inmigrante.

    La propuesta, que será sometida a votación en 12 días y el condado se uniría a los condados de Contra Costa, San Mateo, Alameda y Marínen notificar al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) sobre ciertos reclusos indocumentados convictos por cargos serios o violentos y que pronto vayan a ser liberados. Los crímenes van desde asesinato, violación, abuso de menores y secuestro hasta incendio provocado y robo en primer grado.

    Los opositores hablaron durante una audiencia de la junta el jueves.

    Para Eunice Hernández, organizadora comunitaria enfatizó, ICE no es una agencia en la que se puede confiar.

    “Ellos [ICE] violan sus propios reglamentos y ese es el problema’’, dijo Hernández.

    La propuesta llega tras el homicidio de Kathryn Steinle en el Pier 14 de San Francisco en julio. Steinle fue baleada mortalmente mientras caminaba por el área turística por un inmigrante indocumentado quien había sido liberado recientemente por la Oficina del Alguacil de San Francisco bajo la política santuario de la ciudad.

    Harry Adams, jefe de la Comisión de Relaciones Humanas, dijo que primero escucharán la opinión y testimonios de la comunidad con respecto a esta medida para luego hacer una recomendación a la junta de supervisores.

    El Sistema de Cárceles del Condado de Santa Clara ha liberado hasta el momento a 1,349 presos que autoridades migratorias consideran deberían estar bajo custodia, según un estudio del Centro para Estudios Migratorios.