Sessions lanza una acusación contra ciudades santuario

El fiscal aseguró que esas ciudades son "mejores amigos" de los traficantes.

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Sessions lanza una acusación contra ciudades santuario
    Getty Images
    Según Sessions, el que las autoridades no reporten a los inmigrantes a las autoridades, permite que los criminales puedan huir de la justicia.

    WASHINGTON - El fiscal general de EEUU, Jeff Sessions, llevó el martes a la progresista ciudad de Portland (Oregón) su batalla contra las "ciudades santuario", a las que urgió a reconsiderar su posición y comenzar a colaborar con las autoridades federales para deportar a inmigrantes.

    En un discurso frente a un grupo de policías en Portland, Sessions acusó a las "ciudades santuario" de ser los "mejores amigos" de los traficantes, contrabandistas y pandilleros al negarse a informar al Gobierno del estatus migratorio de las personas que son puestas en libertad tras pasar por la cárcel.

    Esa decisión, según Sessions, permite escapar a inmigrantes que suponen un riesgo y que, al contar con antecedentes, deben ser deportados de acuerdo con la ley.

    "La Policía -dijo- se ve forzada a liberar a extranjeros criminales sin tener en cuenta la gravedad de sus crímenes. Piensen en eso: la policía se ve obligada a poner a pedófilos, violadores, asesinos y traficantes de drogas de vuelta a las calles, en las que no tenían derecho a estar en primer lugar".

    La intervención de Sessions en Portland tiene un especial simbolismo porque es una "ciudad santuario", presume de ser una de las urbes más progresistas de Estados Unidos y fue escenario de algunas de las protestas más multitudinarias tras el triunfo electoral del ahora presidente, Donald Trump.

    "Exhorto a la ciudad de Portland, al estado de Oregón y a cada jurisdicción que se considera 'santuario' a reconsiderar su posición", subrayó Sessions.

    En su primera semana en el poder, el 25 de enero, Trump promulgó una orden ejecutiva destinada a dejar sin fondos federales a las jurisdicciones "santuario", pero en abril un juez de San Francisco (California) dejó sin efecto esa orden al considerar que el presidente no puede decidir sobre presupuestos municipales.

    El Departamento de Justicia, encabezado por Sessions, anunció ayer que recurrirá esa decisión judicial ante el Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito, con sede central en San Francisco.

    Sessions dio su discurso en el interior del edificio del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), una agencia que se dedica a supervisar la inmigración a Estados Unidos.

    Fuera del edificio, desde horas antes, decenas de manifestantes se concentraron para expresar su rechazo a la visita de Sessions mientras lucían pancartas con lemas como "Ningún ser humano es ilegal" y gritaban consignas como: "Sin odio, sin miedo, los inmigrantes son bienvenidos aquí".

    El alcalde de Portland, el demócrata Ted Wheeler, también expresó su rechazo a los ataques de Sessions en una carta enviada hoy al Departamento de Justicia.

    "Me opongo enfáticamente a los esfuerzos del Gobierno de Trump para coaccionar a las fuerzas de seguridad locales a hacer cumplir las leyes migratorias federales", dijo Wheeler, que consideró que la diversidad es un "componente central" de la identidad de Portland y "clave" de su éxito.