¿Preparados para otro Loma Prieta?

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Getty Images
    Uno de las estructuras incendiadas en Marina District luego del terremoto de Loma Prieta de 1989.

    SAN FRANCISCO – Han pasado 25 años desde el terremoto de 6.9 grados de magnitud que sacudió el Área de la Bahía justo antes de una Serie Mundial.

    El terremoto de Loma Prieta, que azotó la región el 17 de octubre de 1989, cobró la vida de 63 personas y dejó un saldo de 3,000 heridos, justo antes de que los Gigantes de San Francisco jugaran contra loa A’s de Oakland.

    Fue el terremoto más grande en afectar la zona en generaciones.

    La mayoría de las muertes ocurrieron cuando una autopista de dos niveles colapsó en Oakland. El sismo también derrumbó una parte del Bay Bridge de San Francisco-Oakland.

    Algunos edificios colapsaron en Marina District, en San Francisco, y en el centro de Santa Cruz, a unas 80 millas al sur.

    Loma Prieta trajo nuevamente un enfoque en la seguridad en caso de un terremoto. Una autopista afectada por el sismo fue demolida. Una zona frente al mar, cerca de Fisherman’s Wharf, fue revitalizada.

    Al icónico Golden Gate Bridge, que no se vio afectado a raíz del movimiento telúrico, se le han realizado constantes mejoras de seguridad.

    El proyecto más ambicioso—y uno de los más costosos en la historia de California—fue la reconstrucción del Bay Bridge. El puente, de $6.4 billones, fue diseñado para aguantar el terremoto más fuerte que ocurra en los próximos 1,500 años. El puente abrió al tránsito el año pasado.

    Según científicos, el Área de la Bahía podría experimentar un terremoto similar al de Loma Prieta, ya que cuatro fallas corren por el norte de California y han acumulado suficiente tensión para producir un terremoto de 6.8 grados o de mayor intensidad.

    El sismo de Napa, ocurrido en agosto y de 6.0 grados de magnitud, provocó la muerte de una persona y dejó a más de 200 heridos. El condado de Napa estimó que los daños sobrepasan los $400 millones, incluyendo a muchos viñedos y bodegas de la región.

    En el Área de la Bahía se han invertido $30 billones en renovaciones y mayor seguridad a la infraestructura pública y de telecomunicación. Sin embargo, el próximo paso es que las personas aseguren sus residencias y propiedades.

    La Ciudad de San Francisco comenzó a etiquetar los edificios de apartamentos y hoteles que necesitan nuevas evaluaciones.

    “Estamos en mejor forma”, dijo Chris Poland, experto en seguridad contra terremotos “en tener la capacidad de restaurar nuestras vidas y ponerlas en marcha luego de un sismo”.