Vuelta a clase: planifica el regreso

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Shutterstock

    Vuelven los pequeños a clases y tú estás aún en la nube de los últimos días de vacaciones. Si no dedicas tiempo a planificar el regreso puede que tengas unos primeros días con las pesadillas habituales: llegadas tarde, loncheras sin hacer, falta de coordinación para llevarlos a la escuela. Solo te hace falta preparar el regreso a clase y convertirlo en una experiencia feliz.

    Vence la depresión post-vacacional y no transformes el retorno de los niños a la escuela en un drama familiar. No te preocupes, te recomendamos una lista para que las clases no te pillen por sorpresa:

    • Habla con tus hijos. A diferencia de los adultos, el fin de las vacaciones suele ser un momento esperado por los niños. Tienen ganas de comenzar el curso siguiente y de reencontrarse con sus compañeros de escuela. Aprovecha esta energía positiva y mentaliza a tu pequeño para que empiece el nuevo curso escolar con toda la energía.
    • Averigua los libros. Es probable que si hablas con otras madres de la escuela puedas averiguar que libros se utilizarán en el nuevo curso. Si tienes confianza con alguna te puede llegar a prestar los libros que usó su hijo en el curso anterior y así ahorrarte unos dólares. Pero si te duermes y no las llamas por teléfono es probable que otra madre más atenta se los quede.
    • Organiza la lonchera. Planea el menú de la semana de tu hijo. Los especialistas en nutrición recomiendan que los chicos tengan bocadillos saludables para picar durante el día. Están en un momento de crecimiento y es bueno que estén bien alimentados. No dejes la lonchera para el último momento rellenándola a las apuradas.
    • Prepara la logística. Es probable que puedas organizarte con las otras madres al igual que el año pasado para llevar o buscar a los niños. Retoma el contacto con ellas y preparen la primera semana. De lo contrario es probable que termines llegando tarde al trabajo los primeros días.
    • Reparte las tareas. El tema escolar no solo te corresponde a ti y a tu hijo. Haz que su padre te ayude en la organización. Él puede pasarlo a buscar y tu llevarlo. Ustedes son un equipo y las reuniones de padres o corregir las tareas son trabajos que se hacen mejor de a dos.
    • Haz que vuelvan a estudiar. No es difícil que vuelvan al colegio. Lo que es más duro es que recuperen el ritmo de estudio y las ganas de hacer las tareas después de haberse pasado el verano a pura diversión. Es importante que al regreso a clase retomen la costumbre de estudiar todos los días e irse a dormir con los deberes bien hechos.

    Pero que tanta actividad no te quite la perspectiva y te impida gozar de este momento especial de tus pequeños. Se están haciendo mayores y progresan en el colegio. Tu apoyo es fundamental, tienes que sentirte orgullosa.