Piden perpetua para senderista

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    LIMA - La Fiscalía de Perú pidió el miércoles que el "camarada Artemio", último cabecilla histórico del grupo Sendero Luminoso, sea condenado a cadena perpetua en el proceso que se le sigue por terrorismo, narcotráfico y lavado de activos. La segunda audiencia del juicio que le sigue la Sala Penal Nacional en la Base Naval del Callao, permitió que el fiscal Luis Landa formalizara el pedido de una condena drástica y el pago de una reparación civil de 10 millones de soles (3.8 millones de dólares) para Florindo Eleuterio Flores Hala, "Artemio". Durante la jornada, los magistrados Clotilde Cavero, Cayo Alberto Rivera y María Luz Vásquez reprendieron a "Artemio" por la actitud desafiante que mostró al ingresar a la sala. El cabecilla de Sendero desafió al tribunal al aparecer con el puño derecho levantado y luego rechazar su responsabilidad en los delitos que le imputó la fiscalía. Los jueces llegaron a advertirle que si volvía a levantar el puño, en un gesto característico de los senderistas, iba a ser retirado de la sala. "Artemio" se negó luego a responder al interrogatorio y pidió la presencia de su abogado, Mario Paico, que estuvo ausente en la audiencia. Los magistrados le respondieron que esta fase del proceso corresponde a la etapa de interrogatorios y no a la defensa material en la que se le permitirá hacer uso de la palabra. "No es que yo no le vaya a permitir que usted hable, simplemente le estoy preguntando si usted va a responder al interrogatorio, porque eso es lo que corresponde. Acá no se trata de ninguna arenga política ni mucho menos", le dijo una de las magistradas. Ante su negativa a responder, la audiencia fue suspendida hasta el próximo viernes. Flores Hala lideró a los remanentes de Sendero Luminoso en el Huallaga hasta febrero pasado, cuando fue capturado herido por las fuerzas de seguridad. La fiscalía atribuye a "Artemio" medio millar de actos terroristas en la zona del Huallaga, así como el asesinato de unos 60 policías, un fiscal y un número indeterminado de civiles.