Enfrentará cargos por triple asesinato

    processing...

    BOLETÍN DE NOTICIAS

    Policía de Stockton
    El tercer asaltante sospechoso fue identificado como Jaime Ramos, 19, residente de Stockton.

    Los fiscales del condado de San Joaquín acusaron a Jaime Ramos, el sospechoso sobreviviente del tiroteo mortal que ocurrió en Stockton la pasada semana, de triple asesinato.

    Ramos, 19, enfrenta 35 cargos criminales, incluyendo 22 cargos de intento de asesinato de un oficial de la policía en medio de una persecución, así como cargos adicionales por balear a una docena de residencias.

    Los nuevos cargos podrían hacer a Ramos, 19, elegible para la pena de muerte, reportó NBC Bay Area.

    Según la investigación en curso, otro de los tres asaltantes que entraron a robar la sucursal de Bank of the West, al norte de Stockton, ya había robado el mismo establecimiento en enero.

    Tres personas perdieron la vida y otras resultaron heridas en lo que comenzó como un asalto al banco el jueves en la tarde, inlcuyedo a Misty Holt-Singh, una madre de 41 años.

    A eso de las 2 p.m., oficiales respondieron a un reporte y y llegaron hasta las instalaciones del banco, en donde vieron a tres hombres abandonar el establecimiento con tres mujeres rehenes, incluyendo dos empleadas del banco y una cliente.

    Esto desató una persecución que se extendió por más de 45 minutos en la Autopista 19 y la Autopista Interestatal 5. Más de una docena de patrullas persiguieron el vehículo en que viajaban los asaltantes con las tres féminas.

    Durante la persecución también se produjo un tiroteo en el que varios vehículos y residencias fueron impactados por las balas.

    Una rehén brincó o fue tirada del vehículo y fue llevada al hospital por una herida de bala, informó Joe Silva, oficial de la policía de Stockton.

    Una segunda rehén fue lanzada del vehículo que manejaban los asaltantes, quien también resultó herida de bala durane la persecución.

    Dos minutos después, el vehículo se detuvo y los oficiales intercambiaron tiros con un sujeto que estaba dentro de del vehículo. Cuando todo acabó, la tercera rehén, Holt-Singh, fue encontrada muerta en el vehículo así como uno de los asaltantes.

    La familia de Holt-Singh pidió a las autoridades que compartan la información de la investigación de forma transparente, incluyendo los videos de seguridad y los protocolos que se utilizaron durante la persecución y el sangriento tiroteo, según NBC Bay Area.